abril 2013

Inicio  /  2013  /  abril

Cuando terminé la carrera, pasé unos meses trabajando en Madrid y viviendo en un piso con unas amigas. Recuerdo una conversación que tuvimos una tarde mientras observábamos a una enorme pelusa pasearse por nuestro salón. Concluimos que teníamos dos caminos a

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar